Elección del mueble adecuado dentro de una habitación #DiseñoInteriores #Uninter


En todo proceso de decoración, ya sea un proyecto de cero o una reforma, se necesita una buena elección al momento de escoger los muebles que se van a utilizar.

Los muebles son el alma de la habitación, nos ayudan a crear el estilo, organizar el espacio, nos permiten una vida confortable, forman parte en nuestras actividades cotidianas y por último, intervienen en nuestra relación con otras personas.

La elección de los muebles puede resultar complicado. En definitiva, en el marco de nuestra actividad profesional sabemos que la mayor dificultad que tienen nuestros clientes es con la elección y distribución de los muebles.

Elección de muebles por colores
Elección de muebles por colores

Elegir los muebles requiere tener en cuenta una serie de factores tanto prácticos como estéticos. A continuación analizaremos los diferentes factores que influyen en la decisión de elegir los muebles.

Estos datos servirán tanto para la elección de muebles nuevos como referencia para decidir qué muebles de los ya existentes se pueden conservar, es decir:

Mueble y su función

  • Muebles básicos para cada ambiente

Es decir, cada ambiente o espacio de la casa tiene sus muebles y usos específicos. Estos espacios se organizan de acuerdo a sus actividades: el comedor se utiliza para comer, el living es el área común de descanso o lugar de encuentro, el dormitorio sirve para dormir, etc.

Elección de muebles por espacios
Elección de muebles por espacios

Para estas actividades necesitamos de unos muebles específicos.

  • Definir necesidades personales

Un ambiente, por ejemplo un dormitorio, tendrá diferentes necesidades de acuerdo a quién lo utilice.

Una persona sola necesitará una cama de una plaza y una mesa de luz. Un cuarto infantil para dos hermanos demandará dos camas de una plaza. Un cuarto matrimonial requiere de una cama de dos plazas y dos mesas de noche, por ejemplo.

  • Muebles complementarios

Para poder llevar a cabo estas actividades dentro de nuestro hogar también se necesitan algunos muebles complementarios. Por ejemplo, los muebles de guardado, que son fundamentales para el orden de una habitación, son muebles complementarios.

Tamaño

El segundo factor que tendremos en cuenta, una vez definido qué muebles vamos a necesitar, será el tamaño y la forma que estos tendrán. Tanto las dimensiones como la forma del mueble puede estar dada por cuestiones prácticas, cuestiones plásticas (estéticas) o cuestiones de espacio.

Elección de muebles por su tamaño
Elección de muebles por su tamaño

Las cuestiones plásticas se relacionan con el diseño integrado al espacio, por ejemplo, si los muebles serán de líneas rectas o curvas, si el espacio requiere de muebles altos o bajos, etc.

La fluidez y el ritmo de las masas en el espacio son consideraciones plásticas acerca de la forma y dimensión de los objetos. Esta relación será tanto con los objetos entre sí, como con el espacio.

Mueble y estilo

El estilo de muebles que se van a comprar, de qué color, si modernos o clásicos, etc. Estas consideraciones se harán teniendo en cuenta el estilo general del proyecto.

Elección de muebles por su estilo
Elección de muebles por su estilo

Los muebles -así como los demás elementos de la decoración-, tendrán que estar integrados al estilo elegido para la habitación, siendo estos un aporte significativo para crear el estilo y para lograr el impacto visual que buscamos durante el diseño.

Elección de los materiales adecuados

  • Uso

El mueble debe estar elaborado de un material que se adapte al uso o las actividades en las cuales se utilizará. Hay materiales más duros, ya sea maderas o tapizados, y hay materiales más delicados.

Elección de muebles por su uso
Elección de muebles por su uso

Una mesa laqueada es un lujo no apto para un comedor diario en una familia con chicos. En este caso una madera dura o un laminado son las mejores opciones. Con las telas ocurre algo similar, por mencionar un caso.

Un cuero ecológico es apto para un sillón de mucho uso y que permite el lavado, mientras un chenille es siempre más delicado y sufre más el desgaste y las manchas.

  • Estilo

La calidez de la madera, la modernidad de un laqueado o la frialdad del mármol deben estar integrados al concepto de estilo general del proyecto. Los materiales y sus texturas nos hablan por sí mismos.

La integración y combinación de los diversos materiales (incluyendo pisos, paredes, telas, cortinas, etc.) serán tenidos en cuenta en la planificación del proyecto.

Fuente: Estilo ambientación

Diplomado en Diseño de Interiores

Más noticias sobre Diseño de Interiores…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.