Inflación: Factores que la ocasionan #Noticias #ESCAT #Economía

Inflación: Como sin duda muchos sabemos por percepción propia, en este julio de 2022 los precios de prácticamente todos los bienes de consumo cotidiano tuvieron un aumento, mínimo en algunos casos y mayor en otros, pero con un impacto más que significativo en las finanzas personales y domésticas.

¿Por qué todo está tan caro? Factores que ocasionan la inflación

El fenómeno comienza a generar preocupación porque además de que ocurre a escala mundial, se presenta en un momento todavía incierto en el que la pandemia de covid-19 no ha terminado de ceder y, por otro lado, con un conflicto armado en marcha entre Rusia y Ucrania con importantes efectos en la economía mundial.

De acuerdo con analistas especializados, estos son los factores más importantes que explican la inflación que se ha experimentado en todo el mundo en los últimos meses.

Inflación

Dos factores esenciales

En la mayoría de los casos, la inflación suele estar provocada por dos causas principales, que pueden presentarse separadas o simultáneas.

  • El aumento del costo de las materias primas necesarias para la producción de bienes.
  • El aumento en la oferta de la cantidad de dinero disponible que circula en un país para adquirir bienes, servicios o bonos de ahorros, lo cual se conoce como masa monetaria.

Aumento en el costo de materias primas

De los dos factores mencionados, el incremento en el costo de materias primas se puede considerar una de las causas decisivas del fenómeno de inflación mundial. 

En efecto, como resultado de la relajación de las medidas restrictivas asociadas con la pandemia de covid-19 a inicios de este 2022, lo cual se dio en buena parte del mundo, la economía mundial comenzó a reactivarse, lo cual implicó una mayor demanda de materias primas de todo tipo necesarias para la manufactura y la producción, tales como metales, productos agrícolas y, por supuesto, combustible. 

El aumento repentino en la demanda de las materias primas provocó también mucha especulación en los mercados, lo cual ha contribuido todavía más a elevar los precios.

Inflación

Atasco de contenedores

Una singular combinación de circunstancias ha llevado a que miles de contenedores en puertos de todo el mundo estén simplemente parados y, con ellos, las mercancías que transportan a otros lugares del mundo. Esto sucede lo mismo en puertos de Estados Unidos que de Europa, China o África.

Este problema se debe al menos a dos motivos. El primero es el incremento súbito en la demanda de materias primas que ha creado numerosos cuellos de botella en la cadena de suministro de mercancías, en buena medida porque la demanda es mayor a la capacidad de operación de casi todas las empresas de logística y transporte marítimo del mundo.

El segundo es el cierre intermitente de puertos y fábricas en China y otros países de Asia, uno de los puntos neurálgicos de la economía mundial actualmente. 

El atasque de contenedores en los puertos del mundo ha contribuido de manera importante al fenómeno de inflación, pues además de que las mercancías están varadas (y, por ende, su demanda no puede ser satisfecha), los costos de la logística misma del transporte marítimo han aumentado, particularmente en razón del incremento del precio de los energéticos.

La guerra entre Rusia y Ucrania

Por si el panorama pospandemia no fuera suficientemente adverso, a finales de febrero de 2022 la tensión que se vivía al menos desde 2014 finalmente derivó en un conflicto militar entre Rusia y Ucrania

En el ámbito de la economía mundial, dicho conflicto ha tenido impacto en diversos ámbitos. El primero de ellos fue el energético, pues Rusia es un proveedor importante de electricidad, gas y petróleo, sobre todo para varios países de Europa. De hecho, el aumento en los precios de los energéticos en países como España. Francia o Italia tuvo un efecto dominó en la reducción de consumo general, lo cual a su vez impactó en el consumo de los países desarrollados en los países en vías de desarrollo.

Inflación

A la par, el conflicto tocó otra arista fundamental: los cereales de Ucrania, uno de los principales productores del mundo y cuyas exportaciones han estado prácticamente bloqueadas desde que comenzaron las ofensivas. 

Se estima que cerca de 20 millones de toneladas de trigo y otros cereales están paradas en puertos de la región de Odesa, lo cual también ha contribuido notablemente a encarecer los precios de las materias en sí mismas y, por extensión, de los productos que se realizan con estas.

Como vemos, el panorama no es nada sencillo, y tampoco parece que la situación vaya a solucionarse pronto. Algunos analistas señalan que en el año 2023 la inflación podría continuar. De ahí la importancia de tomar medidas preventivas desde ahora.

Fuente: Harmonia

Más noticias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.