Arranca el montaje del mayor parque eólico flotante del mundo #EATL #ESCAT #Tecnología

La eólica offshore inicia la cuenta atrás para sumar un nuevo parque a su mapa. Y no uno cualquiera si no el mayor de todos.

Hace unos días Equinor empezó a montar las turbinas de la que será la mayor granja eólica marina flotante del mundo: Hywind Tampen. En total sumará 11 aerogeneradores Siemens Gamesa de 8,6 MW que le permitirán alcanzar una capacidad global de 94,6 MW. La compañía espera que la instalación pueda ponerse en marcha a lo largo del tercer trimestre de este mismo año.

La decena larga de turbinas de Hywind Tampen se desplegarán a 140 kilómetros de la costa noruega, en una zona en la que se registran profundidades de unos 300 metros. Para lograrlo sus responsables echarán mano de estructuras flotantes de hormigón con anclajes compartidos. Sus gigantescos rotores tendrán 167 metros de diámetro y las palas medirán los 81,5 m de largo.

La nueva planta no destacará solo por su número de aerogeneradores, tamaño o capacidad. Una vez esté activa presentará otra peculiaridad igual de interesante: será el primer parque eólico flotante del mundo que se utilice para alimentar plataformas de petróleo y gas situadas en alta mar.

Ahorrar toneladas de CO2 al año

La energía que produzcan sus turbinas se aprovechará para surtir a Snorre A y B y Gullfalks A, B y C, situadas en las aguas del Mar del Norte de Noruega. Se calcula que gracias a su capacidad de 94,6 MW, la nueva planta eólica offshore podrá satisfacer alrededor del 35% de su demanda anual de energía. Porcentaje que podría aumentar cuando el viento sople con más fuerza.

“Será un banco de pruebas para un mayor desarrollo de la energía eólica flotante, explorando el uso de turbinas nuevas y más grandes, métodos de instalación, amarres simplificados, subestructuras de hormigón y la integración entre los sistemas de generación de energía eólica y gas”, apunta.

Parque

Al recortar el uso de turbinas de gas en las plataformas, el parque ayudará a reducir las emisiones de CO2 en más de 200.000 toneladas por año, lo que —calcula la empresa— equivale a las emisiones anuales de 100.000 coches privados. Señala también el ahorro de óxidos de nitrógeno (NOx).

“Junto con nuestros socios en los campos de Snorre y Gullfaks, adoptamos una decisión final de inversión (FID) en octubre de 2019 y adjudicamos contratos clave para el proyecto de 5.000 millones de coronas noruegas [493,5 millones de euros] en el mismo mes”, señala la compañía.

Las turbinas eólicas se han ensamblado en la base de Wergeland, en Gulen, situada al oeste del país, y la instalación de los primeros aerogeneradores se inició hace apenas unos días.

Fuente: Xataka

Especialidad en Administración de la Tecnología en Línea

Más noticias sobre Especialidad en Administración de la Tecnología en Línea

Universidad Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.