La microcámara que utilizarán los nanorobots #Tecnologías #ESCAT #Ingenierías #CompartiendoESCAT

Logo ESCAT

Esta microcámara (del tamaño de un grano de sal) ofrece una resolución y una claridad de imagen inéditas en dispositivos de este tamaño.

Microcámara del tamaño de un grano de sal
Del tamaño de un grano de sal
(Fuente: https://phys.org/)

La nanorobótica, es un término que lleva años en boca de los investigadores, pero que aún no ha explotado a escala de producción industrial.

Todo el mundo es consciente de su potencial, pero los obstáculos técnicos siguen ahí. Por suerte, a paso firme, la investigación avanza.

El último invento que permitiría dar un salto de gigante a los robots más minúsculos del mundo es una cámara que apenas tiene el tamaño de un grano de sal.

Desarrollan la microcámara que utilizarán los nanorobots.

Imagina por un momento que, en lugar de utilizar una intrusiva endoscopia, bastara con un robot casi invisible que inspeccionará tus arterias o los rincones más inaccesibles de tu corazón.

Es el tipo de aplicaciones que podría permitir la nueva microcámara diseñada por científicos de la Universidad de Princeton en EE. UU. Tiene el tamaño de un grano de sal y funciona de una manera radicalmente distinta a las lentes tradicionales.

Una alianza entre metasuperficies y redes neurales


Los inventores de esta microcámara afirman que la calidad de imagen es similar a la de una cámara con un tamaño 500 000 veces mayor.

Desarrollan la microcámara que utilizarán los nanorobots | I'MNOVATION
Imagen es similar a la de una cámara con un tamaño 500 000 veces mayor

Para lograrlo han tenido que reinventar el concepto de cámara y recurrir a una combinación de hardware y software basado en redes neurales. Así es como lo han conseguido.

Su cámara se parece más a un microchip que una lente. De hecho, el material básico es el nitruro de silicio, empleado en la producción de semiconductores. Gracias a él, en lugar de utilizar una lente para curvar los rayos de luz, han introducido 1,6 millones de cilindros en un espacio inferior a medio milímetro. Cada uno de esos cilindros tiene un tamaño distinto para emular el efecto de una lente. Así, operan como antenas ópticas. En el argot científico, este conjunto se conoce como “metasuperficie”.

¿Qué es una metasuperficie?


Para entender lo que es una metasuperficie es preciso hablar primero de los metamateriales. Se trata de estructuras diseñadas a micro o nanoescala que interactúan con la luz y otros tipos de energía de maneras desconocidas en el mundo natural.

Una de ellas es la refracción negativa, un fenómeno que abre la puerta a resultados tan desconcertantes como la invisibilidad o superlentes de una capacidad inédita, como la cámara de la Universidad de Princeton. Así, las metasuperficies son películas que aprovechan las cualidades de los metamateriales.

Sin embargo, la parte física solo es un elemento de la ecuación. El segundo logro de los desarrolladores ha sido crear un diseño que procesa las señales a través de una red neural. Este sistema de procesamiento logra imágenes nítidas en condiciones de luz natural.

Hasta ahora, los dispositivos basados en metasuperficies solo lograban resultados satisfactorios en laboratorio y utilizando rayos láser o entornos controlados.

Gracias a la fusión de metasuperficies y redes neurales se obtienen imágenes equivalentes a las de una cámara con seis lentes y un tamaño medio millón de veces mayor. Los investigadores indican que es la primera vez que se combinan ambas técnicas.

Más allá de la nanorobótica: superficies fotográficas como la base de la microcámara


El equipo de desarrollo se ha propuesto mejorar su tecnología, de tal forma que puedan añadirse nuevas funcionalidades como la capacidad de enfocar y detectar objetos. Estas innovadoras capacidades podrían tener aplicaciones en la medicina y en la robótica.

Sin embargo, una de las posibilidades más llamativas sería aprovechar las metasuperficies para convertir cualquier superficie en un sensor de alta resolución. De este modo, la superficie de un móvil podría convertirse en una cámara y prescindir de las, cada vez más numerosas, lentes actuales.

A este paso, es muy posible que en los próximos años el término “metasuperficie” comience a sonar con mucha más fuerza en los entornos de investigación e innovación.

Fuente: I’MNOVATION, Physis.org

Ingeniería Mecánica Industrial

Más noticias sobre Ingeniería Mecánica Industrial..

Logo UNINTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.