LEONARDO: Un robot bípedo volador #Ingenierías #Tecnología #Uninter

LEONARDO: Este robot de aspecto extraño y quizá aterrador, puede caminar y volar, incluso puede equilibrarse en la cuerda floja y andar en patineta. Los investigadores de Caltech han construido a LEONARDO, un robot bípedo volador para dominar un nuevo tipo de locomoción, capaz de realizar movimientos complejos.

LEONARDO combina dos capacidades que lo hacen único con nuevas habilidades de locomoción.

El nombre es una abreviación. Su nombre completo en realidad es LEgs ONboARD drOne (algo así como “piernas a bordo de un dron”). Y es que esencialmente estamos ante un dron con piernas.

El objetivo de los investigadores no era probar nuevas formas de locomoción para robots destinados a completar trabajos peligrosos y explorar lugares difíciles de alcanzar.

“Nos inspiramos en la naturaleza. Piense en la forma en que las aves pueden aletear y saltar para navegar por las líneas telefónicas. Un comportamiento complejo pero intrigante ocurre cuando las aves se mueven entre caminar y volar. Queríamos entender y aprender de eso”.”

Soon-Jo Chung , autor correspondiente y profesor Bren de Aeroespacial y Control y Sistemas Dinámicos.

LEONARDO tiene la estabilidad de un robot a pie y tiene la agilidad de un dron para desplazarse. Pesa apenas 2,58 kilogramos (a fin de cuentas tiene que volar también) y tiene una altura de 75 centímetros. En la parte superior dispone de cuatro hélices que le sirven para propulsarse como un dron. Por otro lado, dispone de dos patas muy finas que le permite mantenerse en pie y en equilibrio.

LEONARDO un robot bípedo volador

Los robots bípedos, son capaces de abordar terrenos complejos del mundo real utilizando el mismo tipo de movimientos que utilizan los humanos, pero el terreno accidentado los obstaculiza.

Los robots voladores navegan fácilmente por terrenos difíciles simplemente evitando el suelo, pero se enfrentan a sus propias limitaciones: alto consumo de energía durante el vuelo y capacidad de carga útil limitada.

Las piernas ligeras de LEONARDO eliminan la tensión de sus propulsores al soportar la mayor parte del peso, pero debido a que los propulsores se controlan sincrónicamente con las articulaciones de las piernas

“Los robots con una capacidad de locomoción multimodal pueden moverse a través de entornos desafiantes de manera más eficiente que los robots tradicionales al cambiar apropiadamente entre sus medios de movimiento disponibles. En particular, LEO tiene como objetivo cerrar la brecha entre los dos dominios dispares de locomoción aérea y bípeda que son no suelen estar entrelazados en los sistemas robóticos existentes “

Kyunam Kim – Investigador postdoctoral en Caltech y coautor principal del Documento de Science Robotics .
LEONARDO el robot bípedo de Caltech

Las mejoras para LEO

El equipo planea mejorar el rendimiento de LEO, mediante un diseño de pata más rígido, capaz de soportar una mayor parte del peso del robot y aumentar la fuerza de empuje de las hélices.

Esperan hacer que LEO sea más autónomo para que el robot pueda comprender cuánto de su peso es soportado por piernas y cuánto necesita ser soportado por hélices al caminar sobre terreno irregular.

Los investigadores también planean equipar a LEO con un algoritmo de control de aterrizaje de drones recientemente desarrollado que utiliza redes neuronales profundas . Con una mejor comprensión del medio, LEO podría tomar sus propias decisiones sobre movimientos híbridos que debería usar para ir de un lugar a otro, usando la menor cantidad de energía.

Hacia el futuro

En el mundo real, la tecnología diseñada para LEONARDO podría fomentar el desarrollo de sistemas de tren de aterrizaje adaptativos compuestos por articulaciones de piernas controladas para robots aéreos y otros tipos de vehículos voladores.

Se prevé que el futuro helicóptero de Marte podría estar equipado con un tren de aterrizaje con patas para que el equilibrio corporal de estos robots aéreos se pueda mantener mientras aterrizan en terrenos inclinados o irregulares, reduciendo así el riesgo de fallas en condiciones de aterrizaje desafiantes.

LEONARDO puede parecer un robot aterrador, como “un dron asesino apocalíptico que no solo puede volar sino que también puede correr para alcanzarnos”. Sin embargo el verdadero objetivo del proyecto es favorecer las futuras expediciones a lugares a donde el ser humano no puede llegar.

Fuente: Xataca

Ingeniería Mecatrónica

Más noticias sobre Ingeniería Mecatrónica

Logo de la Universidad Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.