Vino, packaging en tendencia #DiseñoIndustrial #Uninter

El vino y el packaging tienen una forma para que llegue al consumidor y tiene diferentes posibilidades. Va desde la omnipresente botella de vidrio de 75 cl o un formato más grande como el Magnum.

Hasta otros que también miran por el tamaño y su práctica forma de servicio con el bag in box que abarca desde 2, 3, 4 ó 5 litros y más, o el vino en lata que está ganando terreno en algunos países.

vino

En el vino «también encontramos ejemplos de diferentes niveles de adopción del envase. Por ejemplo, el Bag-In-Box se adquiere ampliamente en Escandinavia, donde los consumidores están motivados por el valor que aporta este formato.

Casualmente, en estos mercados los descuentos en los precios están restringidos por los minoristas monopolistas. En otros mercados aún no se han producido niveles de adopción similares, aunque la concienciación va en aumento».

El siguiente envase que aborda es quizás el más extendido: la botella de vidrio. «La prevalencia de la botella de vino de cristal de 75 cl también parece bastante arbitraria. ¿Por qué 75 cl? La hipótesis es que era la cantidad que un fabricante de vidrio podía soplar en una botella de una sola vez.

vino

Otro de los ámbitos en los que se fija en lo que al packaging para vino se refiere es en las catas de vino, «durante la Covid, ya hemos visto el auge de los formatos fáciles de enviar y de consumir, como los formatos más pequeños o incluso el PET.

Sobre Bag in Box también hemos mostrado muchas opciones y en otros materiales hay hasta botellas de aluminio, como las que emplean los vinos Sandara, de formato pequeño, individual para sus vinos Sandara Rosado y Blanco. O los que ofrece Tetra Pak , vino en cartón pero bien conservado y con diseño.

Fuente: America Retail

Licenciatura en Diseño Industrial

Más noticias sobre Diseño Industrial…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.