Google Nest Thermostat #Tecnología #Mecánica

ESCAT

El Google Nest Thermostat nuevo llega con un sensor de movimiento Soli, nuevo diseño y un panel táctil en lugar de rueda giratoria.

Google

El dispositivo para domótica se ha actualizado introduciendo una línea de diseño más cerca al estilo de Google.
Adiós a la rueda giratoria que tanto caracterizaba a Nest y hola a tecnologías con sensor de movimiento Google Soli o un panel táctil en el lateral para regular la temperatura.

Nuevo diseño, nuevas formas de uso

El nuevo Nest Thermostat mantiene el diseño circular propio de la marca con la idea de ajustarlo en una pared vertical. Pero eso no significa que no tengamos cambios externos.

La pantalla por ejemplo ahora tiene un acabado espejo que refleja cuando no está encendida. Finalmente, Google ha introducido cuatro colores diferentes a escoger: nieve (blanco), arena (rosa crema), carbón (gris) y niebla (verde claro).

Pero quizás el cambio más relevante lo encontremos en el control del termostato. Se pierde la rueda giratoria que permitía regular fácilmente la temperatura y otros ajustes del dispositivo.
En su lugar los laterales del Nest Thermostat ahora son táctiles o también es posible controlar el termostato desde la app Google Home, que ahora es compatible con el Nest Thermostat al 100%.

El uso del dispositivo se ha simplificado añadiendo más automatizaciones y un mejor control desde asistentes de voz como Alexa y, por supuesto Google Assistant.

Google

El nuevo Nest Thermostat incluye un sensor de movimiento Soli como los Pixel 4, que sirve para detectar cuando el usuario se acerca al termostato y activar la pantalla que actúa de espejo también. También ayuda a que el termostato sepa cuándo el usuario está en casa o en qué habitación se encuentra, para cambiar automáticamente entre diferentes modos.

Por sus funciones de automatización y las recomendaciones que ofrece para regular temperatura y luz, Nest tiene un ahorro entre el 10 y el 15% de energía, eso sí, no lo garantiza.

Esto lo consigue regulando por ejemplo la temperatura unos grados más bajo durante la noche que no llegan a notarse para el usuario pero sí en el consumo. En definitiva, un termostato inteligente en su esencia.

Google Nest Thermostat

Estas funciones de ahorro de energía están mucho más centradas en Estados Unidos y Canadá que en el resto del mundo. Esto se debe a que se integra con compañías energéticas de estos países y, sobre todo que es donde se puede adquirir el Nest Thermostat.

Google lo ha puesto a la venta en dos países norteamericanos por un precio que parte de los 129,99 dólares. Pero para el resto del globo no parece haber planes de venta de momento.

Fuente: Xataka

Ingeniería Mecánica Industrial

Más noticias sobre Ingeniería Mecánica Industrial…

Universidad Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.