¿Cómo podemos combatir el desvanecimiento de la compasión?

El desvanecimiento de la compasión va en contra de lo que la gente puede esperar acerca de cómo se puede responder ante una crisis.

La visualización de los grupos representativos de víctimas como una unidad independiente, puede aumentar el impacto de los espectadores y su disposición de ofrecer apoyo.

Compasión y medios de comunicación

Dichas tácticas de visualización funcionan para inspirar los esfuerzos para cambiar el problema. Los investigadores de ciencia conductual, han evaluado el impacto de incluir imágenes visuales de acciones caritativas, parece mejorar las crisis humanitarias para los niños en la guerra civil de Siria. Comparado con cuando no había imágenes, la apariencia que incluyera una imagen de un niño herido en una ambulancia, después de un bombardeo, ha aumentado la cantidad de dinero donado en contribuciones. La imagen de un niño solo en desesperación alcanza a tocar nuestras fibras más sensibles y nuestras billeteras.

Pero los corazones humanos puedes ser coordinados. Conforme el número de víctimas aumenta, la motivación de contribuir en la solución de las crisis comienza a declinar. Los psicólogos lo han llamado a este fenómeno problemático “Desvanecimiento de la compasión”. Por ejemplo, un equipo de investigadores de la Universidad de Oregón, encontró que los individuos donaron 12 por ciento menos cuando una campaña de caridad describió la experiencia de escaseo de comida vivida por muchos niños comparado con cuando solo se enfocaban a un niño.

La tendencia humana es inquietante por muchas razones. Primero, navega de cara a lo que la mayoría de la gente piensa acerca de cómo valorar la vida de las otras personas en necesidad. Conforme la necesidad aumenta, también lo hace nuestra respuesta para mitigar la emergencia. Segundo, contradice nuestra intuición acerca de lo que pensamos que deberíamos de hacer como respuesta ante una crisis que sigue creciendo. Finalmente, sugiere que, para combatir una pandemia de salud en gran escala, necesitamos superar no solo los obstáculos políticos y económicos, sino también los psicológicos.

El 21 de febrero del 2021, el New York Times publicó un rectángulo de puntos en su portada. Quinientos mil puntos. ¿Por qué? Cada punto representaba una vida perdida por COVID-19. Era una representación visual concreta de una estadística intangible en realidad. Una estadística que sigue creciendo. En los 20 días desde que esa portada fue publicada, el Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC), h reportado la muerte de otras 29,301 personas.

Nosotros tenemos una capacidad medible para cuidar a otros, pero puede ser un reto el lograr el compromiso, sobre todo ante un aumento del problema. ¿Cómo podemos nosotros combatir el desvanecimiento de la compasión, mientras el daño de la actual pandemia continúa creciendo?

Hacer más significativos a los grandes números

Cuando el número de muertes es tan grande como lo es ahora, es imposible visualizar una imagen vívida de cada uno de las personas que fallecieron, así como de sus familias afectadas. En lugar de eso, pensar en los que partieron como una sola unidad, el compromiso se recupera. El Times tomó la mitad de un millón de puntos y los representó como un rectángulo simple. Los investigadores encontraron que está táctica visual de una forma de inclusión, fue efectiva para combatir el desvanecimiento de la compasión.

El equipo de investigadores mencionados anteriormente, encontró que los donadores estaban dispuestos a pagar 20 dólares para asistir a ocho niños sirios, cuando las imágenes de esos chicos aparecieron de forma secuencial, como si los niños no estuvieran vinculados entre ellos. Como sea, los donadores estaban dispuestos a pagar 32 dólares si ellos ocho niños parecieron en una sola fotografía y fueran descritos como familia. Representar a las víctimas como una sola unidad, aumentó el interés y la asistencia.

También la Casa Blanca pareció entender el valor de pensar en un gran número como una unidad sola. Ellos usaron esta técnica visual como parte de una conmemoración nacional oficial de las muertes por COVID. El día siguiente de la portada de los puntos del Times, el presidente Biden y la Vicepresidenta Harris, y sus parejas, marcaron a este nefasto parteaguas al resaltar una colección única de 500 velas en un juego de sillas en el Pórtico Sur de la Casa Blanca y reconociendo a la totalidad de las perdidas vividas.

Es casi imposible el olvidar que la gente está muriendo todos los días. El reto personal para nosotros es el de continuar con el cuidado.

Emily Balcetis, Ph. D.

https://www.psychologytoday.com/us/blog/insights-yet-unseen/202103/how-can-we-combat-compassion-fade

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.