Cambios en la paternidad conforme los hijos se desarrollan

Cómo los padres tienen que ajustar su calidez, control y monitoreo de los hijos

Así como los hijos se desarrollan con el tiempo, también los papás

En respuesta al crecimiento de los hijos en la adolescencia, los padres frenan su grado de calidez y control conductual que ejercen.

Los cambios que hacen los padres hacen que de una forma recíproca aporten al desarrollo de sus hijos.

El fin del año escolar usualmente lleva a los padres a reflexionar en cómo han crecido y desarrollado sus hijos a lo largo del año. Los papás también cambian en ese año.

Mis colegas y yo, reclutamos a una muestra de niños de 8 años y a sus padres de nueve países diferentes como China, Colombia, Italia, Jordania, Kenia, Filipinas, Suecia, Tailandia y los Estados Unidos. Ellos participaron en un estudio de largo plazo de paternidad y desarrollo infantil. Hemos entrevistado a los niños y a sus padres anualmente desde entonces, y los niños son ahora adultos jóvenes.

A lo largo de este estudio, hemos aprendido no solo acerca del desarrollo infantil en diferentes contextos culturales, sino que también cómo la paternidad cambia mientras en niño se desarrolla. Aquí mostramos algunos cambios en la paternidad que se dan con el tiempo.

Calidez y control

La calidez refleja la dimensión de paternidad vinculada con proveer de amor, afecto y aceptación. El control de la conducta, refleja la dimensión de paternidad relacionada con los padres y sus intentos de regular la conducta de sus hijos y socializar con ellos. Esto contribuye a que se conviertan en miembros funcionales de la sociedad. Aunque la calidez parece ser un aspecto positivo universal de la paternidad, el control de la conducta parece ser una variable cultural. A través de diferentes grupos culturales, la calidez y control de la conducta por los padres, generalmente disminuye, conforme sus hijos se acercan a la adolescencia.

Podría ser más difícil para los padres que sigan teniendo altos niveles de calidez con sus hijos, conforme estos transitan hacia la adolescencia de cara al conflicto. Éste último suele ser más frecuente e intenso en la adolescencia, más que en la niñez. Un aumento en dicho conflicto esta usualmente ligado a los intentos de los papás de ejercer un control conductual en sus hijos. Es por ello que muchos papás reducen sus intentos de controlar la conducta de sus hijos como una forma de reducir conflicto.

El uso de control conductual de los padres, así como las reacciones de los hijos y adolescentes ante el intento de los padres de ejercer control de ellos, está vinculado con la percepción de los padres y los hijos en torno a la legitimidad de la autoridad parental. El control conductual de los padres debe de permanecer alto en la adolescencia en culturas en las que los papás y los adolescentes creen que los padres tienen la autoridad legítima de continuar ejerciendo el control sobre diferentes aspectos de la vida de los adolescentes. Pero aún en estas culturas, encontramos descensos en el control de los padres con el tiempo. En las diferentes culturas, el control conductual puede disminuir con el tiempo, si los padres reconocen que los adolescentes están aumento su capacidad de regular su propia conducta y tomar decisiones informadas.

https://uninter.edu.mx/

Monitoreo

Monitorear es una forma en la que los padres intentan dar seguimiento desde la distancia a la conducta de sus hijos y adolescentes. Los padres pueden definir reglas y límites (como horas límite de llegada) y también puede intentar solicitar información al hacer preguntas acerca de los amigos del hijo, sus actividades y los lugares que frecuenta. Los niños y los adolescentes también pueden contribuir al proceso de monitoreo. Por ejemplo, lo niños pueden voluntariamente brindar información o retenerla. Si los adolescentes mantienen sus cosas en secreto, será más difícil para los padres el monitorearlos. Existen diferentes formas de monitoreo, incluyendo la inclusión de límites hechos por los padres, y el conocimiento de su socialización. Estos pueden contribuir en que tengan un desarrollo sobresaliente en su transcurso de la infancia a la adolescencia y comenzar a pasar menos tiempo ante la supervisión directa de los padres. Esto les permitiría pasar más tiempo con sus pares y en otras actividades fuera de casa.

Entre las culturas hay diferentes expectativas generales en torno a los adolescentes. Un deseo de mayor autonomía ha sido identificado que aumenta durante la adolescencia, y adolescentes suelen querer más autonomía que la que sus padres les brindan. Por consiguiente, los padres negocian los conflictos relacionados con la autonomía con sus hijos durante la transición hacia la adolescencia. Estas negociaciones relacionadas con la autonomía, se ven reflejadas con el tiempo, en cambios en las reglas de los padres. Así mismo, con sus solicitudes de información, los cuales ha sido observado de que disminuye en la edad adolescente, en diferentes contextos.

Así como los niños se desarrollan, los padres también se desarrollan. Las relaciones entre padre e hijo, pueden ser comprendidas como una serie de transacciones recíprocas con el paso del tiempo. El desarrollo de los niños acelera los cambios en la paternidad, y cambios en la paternidad afecta en el desarrollo de los niños.

Ph.D. Jennifer E. Lansford

https://www.psychologytoday.com/us/blog/parenting-and-culture/202105/changes-in-parenting-children-develop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.