Cómo satisfacer la necesidad de contacto durante estos tiempos de aislamiento social.

El hambre de contacto genera dramas de agonía. Mientras que hay muchas personas que sienten incomodidad al ser abrazados o tocados por otros, hay muchos otros que desean un encuentro cálido, unas palmadas en la espalda, o un cómodo acurrucamiento. El alza de contagios de COVID nos está llevando a pensar una vez más en satisfacer esa necesidad de contacto, conforme vamos considerando el riesgo de la conexión social y de la infección viral.

Los humanos se mantuvieron en la prehistoria, al aliarse y mantenerse en contacto cercano durante las noches. Esto tanto para mantenerse calientes, así como para estar mejor preparados en caso del ataque de un depredador. Al día de hoy, muchos de nosotros aún sentimos esa necesidad antigua de estar rodeados por otros y por sentir una satisfacción profunda y de seguridad, a través del contacto humano. Cuando no somos capaces de satisfacer la necesidad de conexión física, el dolor que surge ha sido conceptualizado como “privación de abrazos”, “sed de contacto” y “privación de afecto”. Cualquiera que sea la forma en cómo elegimos nombrarlo, la gente sabe cuándo lo vive.

El contacto humano es una necesidad física y emocional legítima, aunque todos tenemos diferentes niveles de desear el contacto. Hay, de hecho, aquellos quienes evitan el contacto físico, y también aquellos que tienden a ofrecer  abrazos de oso a otros. Debemos siempre recordar que el contacto no puede ser forzado con nadie y siempre es mejor confirmar si tu abrazo es bien recibido antes de llegar muy lejos en poco tiempo.

Beneficios del contacto humano

Los beneficios del contacto humano son muchos y pueden actuar como una opción mágica para el estrés emocional. El ser tocado por alguien en quien confiamos, puede aminorar las sensaciones de aislamiento, soledad, estrés, ansiedad, depresión y alteraciones en el sueño. No solo el contacto físico afecta de forma positiva nuestro bienestar emocional, sino que un contacto de aseguramiento por alguien más, tiene también beneficios fisiológicos. Por ejemplo:

  1. Calma el sistema nervioso
  2. Dispara la producción de dopamina
  3. Influye de forma positiva en el sistema de serotonina
  4. Estimula la producción de oxitocina, la hormona del apego
  5. Reduce la producción de hormonas del estrés (cortisol)
  6. Baja la presión sanguínea y el ritmo cardiaco
  7. Mejora la sanación y disminuye el dolor

Los bebés y los niños que experimentan contacto físico positivo, tienden a mostrar conductas menos agresivas conforme crecen. Está hipotetizado que estos pequeños no necesitaron involucrarse en peleas físicas o conflictos para vivir el contacto físico con otros. El fracaso en trascender en infantes, puede ser rastreado y vinculado a un contacto físico inadecuado. Décadas atrás, los investigadores encontraron que los changos bebés prefieren un modelo de mamá metálica cubierta en una tela suave, por encima de un modelos de madre metálica que ofrecían comida. Nosotros deseamos la comodidad y cuando se atraviesa el aislamiento social y nos impide satisfacer esa necesidad, puede ser algo muy difícil de lidiar para muchos.

Formas de disfrutar el contacto físico cuando estamos físicamente solos.

  1. Toma una ducha muy caliente y disfruta la sensación física del agua tocando tu cuerpo y del vapor de agua.
  2. Sostén una taza de café caliente, té o solo agua caliente, pues puede generarse una sensación de calma y calidez.
  3. Toca texturas agradables, como una cobija acolchonada, sábanas de seda, etc., esto puede satisfacer tu necesidad de contacto de algún modo.
  4. Amasar masa puede ser reconfortante y es físicamente satisfactorio, pues se siente crecer bajo tus manos.
  5. Aromas o lociones favoritas y burbujas de baño, pueden proveer de sensaciones placenteras.
  6. Cobijas pesadas tienen mucha popularidad y proveen una sensación de ser abrazado.
  7. Ofrécete un masaje en los pies, en la cara o en las manos, para sentir el contacto.
  8. Pasa tu pie sobre una pelota de tenis o usar un rascador de espalda para rascártela.

Cuando no puedes estar cerca de las personas que amas, el tener mascotas en casa puede ser una gran forma de evitar la soledad. Adoptar un perro o un gato, puede no solo ofrecerte satisfacción ante la ausencia de contacto, pero también puede ofrecer de una compañía valiosa. Si tú planeas adoptar, asegúrate de considerar si en realidad estás listo para comprometerte con una mascota. Muy seguido, las adopciones por celebraciones terminan en refugios de animales saturados después de las festividades.


Suzanne Degges-White, Ph.D.Skin Hunger, Touch Starvation, and Hug Deprivation | Psychology Today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.