Por qué la vida moderna hace que encontrar el amor se sienta como nadar contra corriente

¿Puede este pez explicar por qué sigues solter@?

La evolución es un juego de úsalo o déjalo, muchas especies pierden habilidades cuando no las usan por un largo tiempo.

Por siglos, los humanos se han apoyado en la retroalimentación por parte de amigos y familia sobre sus decisiones de pareja.

Esto puede haber causado que nuestra elección de pareja y nuestras herramientas de cortejo hayan perdido la eficacia, causando una epidemia de solterías en el Oeste.

Retroalimentación por parte de amigos y familiares sobre nuestras elecciones de pareja, ayuda mucho a aquellos que están teniendo dificultades para encontrarse una por sí solos.

Está bien, me voy a poner a tu mismo nivel, no existe un pez que nos pueda compartir un consejo personal sabio y profundo, sobre la vida amorosa. Pero sí sé sobre una especie en particular que podría servir como una analogía útil, para pensar sobre por qué tenemos dificultades para encontrar el amor. El día de hoy en Darwin también tiene citas: ¿Puede este pez explicar por qué sigues soltero?

El pez ciego de la cueva

Como lo sugiere su apodo, el pez mexicano Tetra es una especia de pez ciego. Bueno, eso no es exactamente cierto. Algunos son ciegos y otros no. ¿Cuál es la diferencia? Aquellos que no pueden ver han vivido en cuevas por muchas generaciones. El vivir una existencia cómoda en total obscuridad, estos peces pueden encontrar comida y reproducirse bastante felizmente usando un sistema elaborado de sensores en sus escamas. Éstos pueden detectar incluso los cambios más pequeños de agua alrededor de ellos.

Estos peces no necesitan la vista como tampoco lo necesitaron sus antecesores. Y debido a que ellos no han necesitado la vista por un largo tiempo, cuando estos peces de cueva nacieron con mutaciones dañinas aleatorias que afectaron sus ojos, esto generó en realidad muy poco impacto en ellos. Estos peces mutantes pudieron sobrevivir y reproducirse como cualquier otro, pasando sus mutaciones en los ojos a sus descendientes. Generación tras generación, estas mutaciones se mantuvieron. Los ojos fueron cada vez menos y menos útiles, consumiéndose hasta desaparecer.

Esto es un principio que es valioso recordar. Si una especie no usa una herramienta (como la vista) por generaciones, entonces puede hacerse menos afinada, inútil, y tal vez, desaparezca totalmente.

No soy un pez de cueva

No digas eso, solo necesitas creer en ti mismo. Pero en serio, sí hay un paralelo interesante que se puede trazar, entre los peces mexicanos Tetra y los seres humanos.

Yo argumento que tenemos demasiadas herramientas que alguna vez fueron un grupo de adaptaciones bien afiladas, diseñadas para ayudarnos a reproducir. Ahora se han vuelto menos afiladas con el paso de las décadas, debido a que no las hemos usado. Específicamente, las herramientas nos ayudan a atraer o a alejar parejas.

La mayoría de los mamíferos eligen a sus parejas ellos solos. Ellos cuentan con varias herramientas bastante afiladas para buscar y ubicar prospectos de parejas, evaluar su calidad e iniciar el cortejo. Para algunos, encontrar y asegurar a su pareja, no es más difícil que encontrar y asegurarse comida.

¿Los humanos eligen a sus parejas ellos solos? Bueno, eso depende.  En el mundo occidental del 2021, seguramente. Pero si miras fuera de la burbuja y consideras lo que otras culturas humanas hacen y han estado haciendo por generaciones, encontrarás diferentes historias. Por un largo tiempo, no hemos elegido a nuestras parejas nosotros solos. Nuestra familia y comunidad han tenido mucho que ver en ello, en decidir quien sí y quién no debería de ser nuestra pareja. Algo que incluso creció más intensamente cuando nos hicimos sedentarios y propietarios de tierra.

Y esta ayuda puede considerarse nuestra propia cueva. Una situación donde necesitamos herramientas más exactas para elegir pareja, fue desestimada. Desapercibida para la evolución, las herramientas se convirtieron en inútiles sin consecuencias reales. Hasta ahora.

Fuera de la oscuridad, directo hacia la luz

El cambio en la cultura del emparejamiento en el mundo occidental, significa que los hombres y las mujeres buscan sus propias parejas de forma independiente. Talvez esperando por una aprobación parental del novio o novia elegida.

Esto es un nivel de autonomía no visto por la humanidad por cientos de miles de años. Por mucho tiempo nuestras herramientas de elección de pareja y cortejo se habían desgastado. Nosotros somos esos peces de cueva semiciegos que hemos sido empujados hacia las aguas abiertas llenas de luz, del grande y anónimo mercado de parejas.

No es sorpresa que vemos mucha variedad en el éxito del emparejamiento. Algunas personas, sin importar que tanto lo intentan, no logran encontrar o atraer a las parejas a largo plazo que desearían. Una pandemia de soltería que aparece única en occidente.

Gracias por la analogía, la odio.

Si este paralelo es útil, entonces podría darnos alguna inspiración potencial para lograr hacer las cosas más fáciles. Una obvia, sería el regresarnos a la cueva. Eso no significa el renunciar a toda tu autonomía para elegir pareja y dársela a alguien más. Pero para aquellos que tienen buenas relaciones con sus amigos y familia, podría ser valioso el apoyarse en su experiencia.

En lugar de que sientas que tienes que conocer a alguien y después llevarlo a conocer a tus papás, intenta recibir su retroalimentación un poco antes. Cuando un amigo te sugiere presentarse con alguien a quién él conoce, considera darle una oportunidad. Tus seres queridos saben un montón de ti y pueden tener un mejor conocimiento sobre tu compatibilidad con alguien más, por encima de un algoritmo de alguna aplicación. El mercado de las parejas no es uno que tengas que navegar tú solo.

Esta publicación fue parcialmente inspirada por el trabajo del profesor Menelaos Apostolou, quien brinda mucha claridad sobre cómo el involucramiento de la familia en las elecciones de la pareja ha cambiado con el paso de los años (Apostolou, 2015). Si tú estás interesado en la psicología evolutiva detrás de la soltería, entonces también te interesará en alguno de nuestros trabajos interculturales recientes.

Referencias

Apostolou, M. (2015). “Past, present, and why people struggle to establish and maintain intimate relationships.” Evolutionary Behavioral Sciences 9(4): 257.

Apostolou, M., Birkás, B., da Silva, C. S. A., Esposito, G., Hsu, R. M. C. S., Jonason, P. K., Thomas, A.G., … & Wang, Y. (2021). Reasons of Singles for Being Single: Evidence from Brazil, China, Czech Republic, Greece, Hungary, India, Japan and the UK. Cross-Cultural Research, 10693971211021816.

Andrew G. Thomas Ph. D.

Why Modern Life Makes Finding Love Feel Like Swimming Upstream | Psychology Today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.