10 mitos peligrosos sobre el matrimonio

La mayoría de las relaciones a largo plazo atraviesan altas y bajas.

  • Las confusiones pueden hacer que las personas se vivan como fracasadas cuando se enfrentan ante cualquier contratiempo.
  • El sentirse derrotado pueden hacer más difícil para las parejas el creer que su relación puede mejorar o que asistan a terapia de pareja.
  • Matrimonios saludables suelen integrar desacuerdos, incluir medio tiempo y navegar entre las discrepancias a placer.

Es fácil el romantizar el matrimonio. Una vez que tú encuentras a tu pareja de vida, todo estaré bien en el mundo. Te sentirás con paz y no volverás a estar románticamente solo o una vez más, decepcionado.  Entonces, cuando la realidad del compromiso de una relación de largo plazo, te podrías sentir como algo terriblemente equivocado contigo o con tu relación, solo porque tu matrimonio no ha logrado alcanzar dichas expectativas.

Esta es la razón por la cual la gente no recibe ayuda con sus relaciones de largo plazo. Ellos comienzan a creer que han fracasado en su matrimonio y se sienten tan derrotados que comienzan a sentir que no tiene ningún sentido intentar. La mayoría de las relaciones a largo plazo atraviesan altas y bajas. Es importante saber cómo son las cosas en realidad, de forma que no tengas que sentirte como un fracaso cada vez que sucede. En cuanto tu aceptes l que tú y tu pareja están atravesando, significa que puedes recibir ayuda y mejorar las cosas. Aquí te presento 10 mitos sobre matrimonios saludables:

En un matrimonio saludable……

1. Mito: Nunca te deberías de sentir rechazado

Verdad: Ustedes son dos personas con necesidades, temperamentos y las fluctuaciones día a día. Ustedes se van a rechazar en ocasiones. Lo que es importante es que se den el espacio para los sentimientos que pueden surgir como resultado y aprendan a hacerse sentir bien – no peor.

2. Mito: No deberá de ser difícil sentirte cercano a tu pareja.

Verdad: Es fácil en una relación a largo plazo, el estar involucrados en una rutina conductual. Talvez ven la televisión en lados opuestos del sillón, comen sus comidas, o ambos leen un libro, pero mientras sucede todo esto no te sientes emocionalmente cercanos. Somos creaturas de hábitos y comodidades. Tienes que salir de tu zona de comodidad y trabajar para tener esas conversaciones íntimas.                    

3. Mito: Debemos de tener los mismos intereses

Verdad: Es cierto, funciona muy bien que tengan algunas cosas que disfrutes hacer con tu pareja, pero no tienen las actividades más importantes para ambos. Puede ser tan sencillo como tener una caminata nocturna, experimentar con nuevos sabores culinarios, o hablar sobre libros o las noticias. Lo que sea que te ayude a conectar funciona, y usualmente las cosas sencillas son las mejores porque son fáciles de hacer en cualquier momento.

4. Mito: No deberíamos de pelear

Verdad: El conflicto en las relaciones es inevitable. El desacuerdo sucede porque ven las cosas diferente, priorizan diferente o quieren cosas diferentes. Esto tiene sentido debido a que sería muy aburrido estar casado con una réplica nuestra con la que nunca entras en desacuerdo. Es importante escuchar, validad y trabajar para lograr el compromiso. Algunas veces esto toma tiempo.

5. Mito: Los dos deberíamos de querer arreglar las cosas después de pelear.

Verdad: El temperamento varía. Algunas personas superar las cosas rápido y otros necesitan más tiempo para regresar a su línea de base. No significa que tu compañero te quiere menos si requieren más tiempo para que vuelvan a ser cálidos contigo. Lo que es importante es saber lo que cada uno de ustedes.

6. Mito: Si no estamos teniendo sexo, no tenemos un matrimonio real.

Verdad: Las relaciones a largo plazo tienen altas y bajas también en el sexo. Lo que es importante aquí, es que no perdamos de vista el sexo. Las parejas suelen pensar que, si hay una maldición de sequía de sexo que están viviendo por un rato, significa que no tiene sentido ni siquiera intentarlo. La mayoría de las relaciones tienen periodos de sequía y esto puede cambiar rápidamente si los dos así lo desean. También, el estar de forma físicamente cercana, también cuenta. Tocar, sostenerse las manos, abrazarse y acurrucarse.

7. Mito. El ir a terapia de parejas significa que tenemos problemas serios.

Verdad: Veo un numero justo de personas que se sienten como si estuvieran al final de sus matrimonios, antes de tomar la decisión de sacar una cita de terapia de pareja. De hecho, es extremadamente útil el ver a un terapeuta cuando tú y tu pareja se sienten atorados. La terapia de pareja es una forma de aprender herramientas para superar conflictos, así como para comunicarse mejor de forma que las cosas no se pongan peor y tengan a raya los malos hábitos. La terapia puede ayudar a que tu sistema marital funcione mejor con poco esfuerzo, no significa que tu matrimonio esté terminando.

8. Mito: Deberíamos de estar juntos todo el tiempo.

Verdad: Sí, por supuesto, es importante que te sientas atractivo para tu pareja, pero las personas sanas también necesitan tener sus propios intereses separados. Si existe mucha presión para estar juntos todo el tiempo, entonces sus propias identidades individuales comenzaran a ser arrastradas y podrían comenzar a resentirse entre ustedes.

9. Mito: Deberíamos de estar de acuerdo en política y religión.

Verdad: De nuevo, tú y tu pareja no son réplicas idénticas del otro y eso puede hacer que las cosas sean más divertidas. Lo que es importante es aprender a cómo comunicarse de forma respetuosa y que ambos se sientan escuchados y valorados por sus opiniones.

10. Mito: Una vez que las cosas ya están mal, no las podemos mejorar.

Verdad: Cuando los conflictos en un matrimonio se mantienen sin resolver y se mantienen así por un tiempo, es fácil que nos comencemos a sentir atorados. El sentirse atorado puede hacer que nos sintamos deprimidos y sin esperanzas para mejorar la situación. Intenta no sentirte vencido. Los matrimonios son super resilientes. Si tú y tu pareja lo están deseando, hay muchas formas de comenzar de nuevo. Un buen lugar de inicio puede ser solo un acuerdo entre los dos de que se quedarán juntos todas las noches por 30 minutos, sin televisión o celulares, solo tú y tu pareja. Otra opción es leer un libro de autoayuda de terapia de pareja o el comenzar terapia de pareja.

Ph. D. Jill P. Weber

10 Dangerous Myths About Marriage | Psychology Today                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.