Cómo influyen los papás en la relación de sus hijos con sus pares

Los padres pueden apoyar amistades y afiliaciones con grupos de pares.

Los padres pueden influir indirectamente en las relaciones de pares de sus hijos, a través de la relación padre-hijo, la cual le puede brindar al pequeño una sensación de seguridad.

Los papás también influyen directamente en las relaciones de los hijos, al diseñar, mediar, supervisar y aconsejar a sus hijos sobre esas relaciones.

Los padres pueden construir puentes entre sus hijos y sus pares al agendar citas de juego, ayudar a sus hijos a vincularse con otros y hablar de sus dificultades.

Uno de los aspectos más difíciles de la pandemia de COVID para los niños y adolescentes, fueron las interrupciones hechas a sus relaciones con sus pares. Con las normas de quedarse-en-casa que se tomaron a inicios de la pandemia, se afectaron otras actividades. La escuela virtual o híbrida significó para muchos niños un año escolar completo, así mismo padecieron la cancelación de las actividades extracurriculares y muchos de los contextos en los que los niños podían de forma ordinaria interactuar con sus pares, ya no estaban disponibles para ellos.

Con la reanudación de las actividades ordinarias y la promesa de un regreso a las escuelas en persona para el otoño, muchos niños están emocionados de que puedan pasar tiempo con sus pares, pero también un poco ansiosos y sin práctica. ¿Qué pueden hacer los padres para ayudar?

Los investigadores que estudian la paternidad y las relaciones de pares, describen dos formas principales de influencia de los padres hacia las relaciones de pares de sus hijos. Primero los padres influyen en las relaciones de pares indirectamente a través de la calidad de la relación entre padre e hijo. Segundo, los padres influyen en las relaciones de pares de sus hijos directamente al diseñar, mediar, supervisar y aconsejar a sus hijos sobre estas relaciones.

Influencias indirectas a través de la calidad de la relación entre padre e hijo.

Hablando de influencia indirecta, los padres que son atentos y sensibles comunican con sus hijos que las relaciones sociales nos brindan apoyo y que la relación con los padres es muy valiosa y amorosa. Esta sensación de seguridad en las relaciones entre padres e hijos, puede reflejarse en las relaciones de los hijos con sus pares. Los niños que tienen una expectativa positiva sobre su experiencia con las relaciones sociales basándose en la relación que tienen con sus papás, suelen acercarse a las relaciones de pares con mejores competencias sociales, que aquellos hijos que no tienen una base segura construida por sus padres para sus relaciones sociales.

Los hijos también aprender de los padres un gran número de habilidades, tales como el cómo expresar y regular las emociones y cómo negociar en situaciones de conflicto, que son importantes en las relaciones con los pares. Es por eso, que los padres pueden tener una influencia positiva en las relaciones de pares de los hijos, al tener una relación positiva con sus hijos.

Influencia directa en roles como diseñadores, mediadores, supervisores y consejeros.

En términos de influencias directas, hay cuatro funciones que caracterizan las formas en cómo los padres pueden influir en las relaciones de pares de sus hijos.

Primero, los padres pueden funcionar como diseñadores. Al elegir el vecindario, los arreglos para que cuiden a los hijos, escuela y actividades. Los padres influyen en los chicos con los que sus hijos tendrán interacción.

Segundo, los padres pueden servir como mediadores al construir puentes entre los hijos y sus pares. Al agendar citas de juego o unirse a grupos de juego, son algunas de las formas en cómo los padres pueden ayudar a conectar a sus hijos con sus pares. Los padres pueden involucrar a sus hijos en hacer estos arreglos, para que los hijos aprendan a iniciar sus propias interacciones con sus pares.

Tercero, los padres pueden funcionar como supervisores cuando los hijos no alcanzan a ver cosas o regular la relación con sus pares. En interacciones con pares muy jóvenes, los padres pueden jugar con los hijos para ayudarles a vincularse en actividades conjuntas y resolver cualquier conflicto que surja. Con hijos más grandes y especialmente adolescentes, la supervisión de los padres es generalmente desde la distancia, al seguirle la pista a los lugares que los hijos frecuentan, así como las compañías.

Cuarto, los padres pueden funcionar como consejeros cuando los pares no están presentes. Por ejemplo, los padres pueden hablar con los niños sobre las dificultades que ellos están teniendo con sus pares. En estos casos, podrían tener una lluvia de ideas sobre cómo conducirse en situaciones desafiantes, y entrenarlos en formas de iniciar o mantener las amistades en el futuro.

Estos roles no son mutuamente exclusivos. Los padres algunas veces se involucran en estos roles de forma simultánea o cambian roles, dependiendo de las demandas de la situación.

Conforme los hijos mantengan un contacto regular con sus pares después de la pandemia, los padres pueden considerar si los hijos están teniendo dificultades para conectar con pares. De ser así, podrías ofrecer apoyo más cercano. Este apoyo puede incluir el alistar a los hijos en actividades en los cuales ellos interactúen con sus pares, agendado citas de juego, ayudar a que las relaciones con los pares sean fluidas, y ofreciendo un consejo cuando así se requiera. Una relación de paternidad de alta calidad, que se caracterizan por el apoyo, responsabilidad y afecto, son siempre importantes y se verá su influencia en la forma en cómo los hijos construyen relaciones con sus pares.

Ph. D. Jennifer E. Landsford

How Parents Influence Children’s Peer Relationships | Psychology Today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.